El Concept Art es una “forma de ilustración” donde el objetivo principal es transmitir una representación visual de un diseño, idea y/o estado de ánimo para su uso en el cine, videojuegos, la animación, o libros de historietas antes de la producción del producto final.

En pocas palabras, el Concept Art es la representación visual de las ideas que se pretende recrear en diferentes campos audiovisuales.

Ya en el campo de los videojuegos, el arte conceptual se basa principalmente en diseñar personajes, escenarios y objetos; Todos ellos con el mayor número de detalles, es decir, en el diseño de personajes los detalles en las posturas son importantes, inclusive sus gestos; En los escenarios la aplicación de la luz, etc. Obviamente, todo esto depende de la calidad que tenga el artista.

 

¿Cómo empezar estas dichas ilustraciones?

Hablando desde mi experiencia considero que estos son los pasos a seguir:

  1. Paso – Realicen Bocetos.

La persona o cliente, (inclusive para ustedes) que los requieran, por lo regular proyectan una idea ambigua de lo que quieren, traten de realizar pequeños bocetos para mostrar la idea, con que finalidad, con la finalidad de que se conecte con la persona o cliente y su requerimiento.

  1. Paso – Pasen a Dibujos.

Como el nombre del paso dice, pasen a dibujos, pero a medida que el cliente o la persona vaya generando conexión con el dibujo, esto les permitirá tener tres cosas importantes; Tener algo claro en que trabajar, convencimiento de que el trabajo está encaminado a algo concreto y por último, el cliente también está satisfecho y en expectativa.

  1. Paso – Transformen el dibujo a digital.

Este es el mejor paso para mí, se trata exactamente de hacer la tarea de transformar esos bocetos en un dibujo más pulido, es decir, escanearlo, ampliarlo en Photoshop y trabajar a partir de él.

 

Considero que es esto, desde mi experiencia, lo más importante para iniciar, sin embargo, estos pasos son para ilustradores que de alguna manera ya tienen cierto recorrido o beginners.

 

Consejos:

  1. Utiliza Referentes.

Al utilizar referentes debes de saber algo,  que son muchos, con muchas técnicas y distintas formas de ilustración, así que mi mejor consejo es, busca los que mejor se adapte a tu forma de realizar las ilustraciones. Pero puedo destacar algunos artistas por gusto propio como el argentino Ariel Olivetti, que es un ilustrador de comics, su manera en la que trabaja la anatomía humana y el color en la parte digital te motiva e inspira para recrear tus propios personajes; Otro ilustrador que podría nombrar es Nate Van Dyke, es un holandés que se destaca por el trazo que maneja con el lápiz y distintos tipos de bolígrafos, plumones etc; Te da a entender que lo análogo es importante para empezar un proyecto.

 

  1. No te enfoques en solo una manera de dibujar.

Luego de utilizar a tus referentes y que consideres que se adaptan a tu manera de dibujar, trata de no enfocarte solo en una manera de dibujar para no quedar estancado y tener más posibilidades de expansión.

 

  1. Explora diferentes técnicas

No hay mucho que decir con este consejo, lo único que puedo decirles es que la mejor manera de aprender es desaprender para volver aprender.

 

Por último, el dibujo inicial que vieron es un guerrero enano muy común,  pero algo así por el estilo se comienza para la creación de un personaje.

 

¿Te gusto la información que acabaste de leer?, ¿Crees que falto algo más por aportar?, comenta y comparte la información, seria de mucha ayuda para todos, ¡Enlaza!